Aprobadas las reformas a la Ley Federal del Trabajo

Agencias

Con el voto mayoritario del PRI, PAN y Partido Verde, y en contra del PRD, PT y Movimiento Ciudadano, la Cámara de Diputados aprobó en la madrugada de este sábado reformas a la Ley Federal del Trabajo, la llamada Reforma Laboral. Una Ley que no había sido modificada sustancialmente desde hace 42 años.

Las reformas fueron aprobadas en una sesión que inició el viernes poco antes de las dos de la tarde y concluyó a las 3:53 de la mañana del sábado. La Sesión fue conducida por la Mesa Directiva, en principio desde uno de los balcones del Salón de Plenos, debido a que había sido tomada la Tribuna por una fracción de los diputados del PRD, identificados con la corriente de Izquierda Democrática Nacional (IDN), cuando el PRI fundamentaba el dictamen de la Reforma Laboral.

Dos diputadas perredistas, Karen Quiroga y Lourdes Amaya, arrebataron el micrófono al presidente de la Mesa, el priista Jesús Murillo Káram, por lo que decretó un receso de una hora.

Los coordinadores parlamentarios abandonaron el salón para fijar su postura. El del PRD, en voz del diputado Silvano  Aureoles, se deslindó:

“En los grupos parlamentarios hay reglas, por eso estoy deslindando la postura del grupo, no me diga cuál es, meternos al horno, hay reglas y se respeten y ese no era el acuerdo”.

El PRI y el PAN condenaron, en voz de sus coordinadores parlamentarios la toma de Tribuna.

“Si ese grupo minoritario y violento de las llamadas izquierdas ha podido o intenta secuestrar a su partido, como lo ha hecho con malas costumbres en su casa, no logrará secuestrar al Congreso de la Unión, a la Cámara de Diputados”, señaló Manlio Fabio Beltrones, coordinador de la bancada del PRI en San Lázaro.

“No admito que los diputados y las diputadas no podamos sesionar en el recinto, vamos a sesionar ahí, hacer lo contrario sería renunciar a nuestra investidura y a la responsabilidad”, dijo el diputado Luis Alberto Villarreal, coordinador del PAN.

A las cuatro de la tarde aparecieron los integrantes de la Mesa Directiva en el balcón derecho del Salón de Plenos para levantar el receso y continuar con la sesión.

Se dio la palabra a los grupos parlamentarios para fijar postura, pero desde su lugar, debido a que se mantenía tomada la Tribuna.

Los partidos de izquierda recriminaron al PRI y al PAN su aval al dictamen.

“Lo que están haciendo no tiene madre, están condenando a los trabajadores a la miseria y a la pobreza, lo que ustedes dicen defender, aquí tengo todas las declaraciones de ustedes, de los candidatos”, sentenció el diputado Ricardo Monreal, coordinador deMovimiento Ciudadano.

“La iniciativa que hoy discutimos no es la Reforma Laboral que el pueblo de México necesita… porque sigue intacto el viejo esquema y estructuras corporativas del viejo sindicalismo charro”, dijo Silvano Aureoles, coordinador de la bancada del PRD.

El PAN defendió el dictamen en voz del diputado Juan Bueno Torio:

“Votaremos a favor del dictamen porque, entre otras cosas, esta Reforma lejos de disminuir mejora y fortalece los derechos de los trabajadores y promueve el empleo digno y respetable”.

Mientras que el PRI, en voz del diputado Héctor Gutiérrez, se dijo defensor de los derechos de los trabajadores:

“Tengan la certeza de que vamos a proteger los derechos de los trabajadores, somos amigos de los trabajadores, somos respetuosos de nuestros sindicatos”.

Después de fijar posturas se encendió el tablero de votación. Los perredistas posesionados de la tribuna se bajaron a votar, en contra de la Reforma Laboral. Se emitieron 351 votos a favor 130 en contra y 10 abstenciones.

Los perredistas inconformes abandonaron el salón e inició la discusión en lo particular de los artículos reservados, ya con la tribuna desocupada.

La mayoría de las reservas fueron desechadas, con excepción de la regulación del outsourcing o subcontratación, del cual fue eliminada la responsabilidad solidaria del patrón en materia de Seguridad Social con los trabajadores.

Se modificó el artículo relativo a la democracia sindical. Se eliminó la propuesta de la alianza que conformó el PAN con el PRD y los partidos de izquierda, para que la elección de las dirigencias sindicales se realizara mediante el voto libre, directo y secreto.

“Donde los agremiados puedan elegir con libertad a sus dirigentes, para que estos no se perpetúen hasta la consumación de los siglos, y disculpen del francés, y sigan mamando a costa de las cuotas de los sindicalizados”, dijo Esther Quintana, diputada del PAN.

Pero se impuso la mayoría del PRI, Verde y Nueva Alianza para que en el libre ejercicio del voto se elijan las dirigencias con las modalidades que acuerde la Asamblea General, en votación económica directa o indirecta.

Se aprobaron nuevas modalidades de contratación por temporada, sujetas a prueba o a capacitación inicial, salarios vencidos a 12 meses, para acortar los juicios laborales, y la contratación por hora, en la que no podrá pagarse menos que lo correspondiente a una jornada laboral completa.

Así, después de 14 horas de debate, fue aprobada en su totalidad la Reforma Laboral y turnada al Senado para su análisis.

Sobre admin